La vuelta del muñeco de trapo DIY y las ganas de hacer uno

Falta algo más de dos meses para que nazca la nueva bebé bonitista y aún no tenemos ni nombre, ni carrito ni nada preparado. Solo tengo un puñado de bodys y gasas que he ido comprando porque me parecían tiernísimas, algunos pijamas y un par de pantalones de estampado de leopardo… si a la niña le da por nacer antes, ese sería su patrimonio “right now”. Dicho esto, ideas tengo a montones bien guardaditas y la última fijación que tengo es ponerme a hacerle sus propios muñecos. Que sí, que se pueden comprar y son ideales y preciosos, pero no sé, me hace ilusión hacerle algún muñeco de trapo que le acompañe desde enana. Así que he decidido ordenar los muñecos y patrones que me he ido encontrando en el post de viernes, ¿qué os parece?

Leer más

DIY con hojas secas para todas las edades

Hoy vuelvo a pasear por la ciudad, pisando hojas secas y merendando galletas. No suena a mal plan, pero es una canción de La Casa Azul. Muy otoñal y muy buena banda sonora para el post de hoy. Aunque parecía que casi nos saltamos una estación, aún falta un pelín para que llegue el invierno más frío. Aún nos quedan tardes de otoño y fines de semanas ideales para salir en busca de hojas secas para dar vida a ideas DIY que para divertir a toda la familia.

Leer más

Ideas para una boda de invierno

Vía

¿Quién ha dicho que una boda en invierno no pueda ser bonitista? Nosotras no estamos para nada de acuerdo. Es cierto que la luz es diferente y que hay muchas más posibilidades de que haga mal tiempo. Pero también también es cierto que tiene grandes ventajas como evitar el insoportable calor del verano o las maravillosas posibilidades decorativas que puede tener.

Leer más

Habitaciones de invierno para pasar todo el fin de semana

Por fin viernes, ¿no os pasa que hay semanas que cuestan más que otras? Pues en esas semanas que llegue el viernes hace más ilusión, si cabe, ¿verdad? Entre el fresco, alguna que otra lluvia y el otoño y sus noches tempranas, este fin de semana me apetece pasar tiempo en mi habitación, arropada con el nórdico y sin parar de ver series. No hay cosas que nos parezca más apetecible cuando hace frío que una cama llena de mantas, edredones y cojines… ¿hay alguna idea mejor?

Leer más

¿Por qué ya no comes carne?

Hace un mes tomé una decisión: reducir mi consumo de carne y pescado lo máximo posible. Aún no me atrevo a declararme vegetariana, porque me permito comer carne o pescado en ciertas ocasiones, pero siempre esporádicas. Cuando tu entorno descubre tu decisión, siempre se repite la misma pregunta: ¿Por qué? Mi respuesta es fácil: seguir consumiendo carne y pescado como lo hacemos hasta ahora es insostenible. Tengo sobrinos y sobrinas a los que adoro y me gustaría que puedan disfrutar de un planeta y un entorno habitable, y amigas, si seguimos así, se me antoja difícil. Como dijo aquel estamos consumiendo (una parte del mundo) por encima de nuestras posibilidades. Según este artículo de El País, para producir un kilo de ternera se emiten 27 de dióxido de carbono equivalente (una medida que aúna el impacto de distintos gases de efecto invernadero), se necesitan 15.400 litros de agua y 100 kilos de su proteína requieren 6.000 metros cuadrados de terreno. El mismo peso en lentejas requiere menos de un kilo de CO2, 5.854 litros de agua y 2.500 metros cuadrados de tierra.

Leer más